El cielo claro de la vejez

Una señora, tras haber perdido a su marido, estuvo 14 años sin comprarse una blusa ni pisar la peluquería.

“¿Cómo estás?”

Sostener una amistad, así las cosas, parece ser una decisión política y humanamente relevante.