El cielo claro de la vejez

Una señora, tras haber perdido a su marido, estuvo 14 años sin comprarse una blusa ni pisar la peluquería.

“¿Cómo estás?”

Sostener una amistad, así las cosas, parece ser una decisión política y humanamente relevante.

Botellas de sol

Regresaron, cada una con su botella, para llevarse consigo un poco de sol provinciano, hasta su barriada del Bajo Flores.

Una facultad en cada pueblo

Hay una necesidad cada vez más elocuente de entender nuestro país más allá de sus mega-ciudades.

El Estado Maratea

No. Santiago no es el Estado, porque el Estado no es propiedad privada de nadie.