El Estado Maratea

No. Santiago no es el Estado, porque el Estado no es propiedad privada de nadie.

Terreno baldío

Terreno baldío

Toda la energía puesta aquí, en el tiempo que nos ha sido dado, sabiendo que luego sencillamente nos iremos a ningún lugar.

Mentes ociosas

Mentes ociosas

No se debe permitir que nadie escatime una propiedad, porque eso significa que otra familia se quedará en la calle.