Largas filas de dolor

El centro porteño se apiñó de familiares que presentaban hábeas corpus por sus seres queridos que no volvían.

Cuerpos escritos

¿Por qué ocurre esto? En principio, porque nadie los detiene.