Nuestra fragilidad

Nuestra fragilidad

El silencio, entonces, es muchas veces el único territorio que pueden habitar. Y eso debe respetarse.

“Es un chiste”

“Es un chiste”

¿Cómo se alumbra la ignorancia? Con información, con tolerancia, con palabras amorosas.

Es cosa de grandes

Es cosa de grandes

Nada más lindo que un chiquito de clase media porteña yendo a tomar la merienda a la casa de su compañerito migrante.

El camino caminándose

El camino caminándose

Pretendían, con esa práctica absurda, reconfigurar el gusto popular y ponernos los patitos en fila.

La cruz argentina

La cruz argentina

Hay uno, particularmente, que se llena la boca hablando de las “castas”, y que le está sacando bastante jugo a ese versito.

El goce del hombre

El goce del hombre

No es necesario el plano indulgente de una mujer bañándose ni el gesto inocente que explique su falta de ropa, para detectar la mirada masculina.

Pantalones de campana

Pantalones de campana

Siempre habrá un relato en ciernes. Puede que sean endebles, pero siempre los habrá, intentando prevalecer.