La última ronda

Nadie está exento de probar cualquier clase de sustancia, y nadie puede anticipar hasta qué punto quedará atrapado en ella.

Cuerpos escritos

¿Por qué ocurre esto? En principio, porque nadie los detiene.