El polvo de su vejez

Confiesa que hasta hace unos años no soportaba la idea de morirse y que eso también es algo que tuvo que laburar, para lograr una relación más amable consigo mismo.

«Miguel Ángel Giannattasio»

Un par de vecinos lo habían acompañado en la quijotada, pero cuando hubo que meter el gancho en la denuncia quedó él solo.