El cielo claro de la vejez

Una señora, tras haber perdido a su marido, estuvo 14 años sin comprarse una blusa ni pisar la peluquería.

Una facultad en cada pueblo

Hay una necesidad cada vez más elocuente de entender nuestro país más allá de sus mega-ciudades.