Vinculémonos de verdad

“Subite”, nos dice un gatito: “Vamos a idealizar a una persona que no conocemos, para después chocarnos con la realidad”.

“¡Fueraaaaa!”

“¡Fueraaaaa!”

Téngase presente que esta no es una columna política. No sabemos bien qué es, pero eso seguro que no.

Sin amor

Sin amor

No pasa nada, sigan pelotudeando. El pueblo que creyó en ustedes va a enderezar la nave y va a resurgir de las cenizas.