La última ronda

La última ronda

Nadie está exento de probar cualquier clase de sustancia, y nadie puede anticipar hasta qué punto quedará atrapado en ella.

Delirio Santo

Delirio Santo

Para compadecer primero hay que comprender, y entonces podremos ser útiles en la medida de nuestras posibilidades.

Narrar el duelo

Narrar el duelo

Confiar en quien uno es, y apostar a que nuestra cabeza y nuestro cuerpo sabrán darnos una estructura necesaria para atravesar el dolor.